Ningún lugar

Ningun lugarCerraron la puerta detrás de mí y aunque intenté regresar, no la pude abrir. Sin orientación me vi en un pasillo azulejado, tan infinito hacia un lado como hacia el otro. Sólo me mostraba en cada extremo un sucio ventanal que filtraba poca luz.

Comencé a recorrerlo mientras sonaba en mi cabeza una cuenta descendente y la orden de buscar el camino hacia ningún lugar. Encontré una encrucijada, hui del lado izquierdo y tome a la derecha. Era más bajo, también sin fin pero que, iluminado por fluorescentes tartamudos, se perdía en un gris lejano.

Se abrían pasillos en ambos sentidos y en un momento me sentí totalmente perdido. Me creí un ateniense en el laberinto de Dédalo. Minos me había ofrendado y ya sólo era carne para el Minotauro. Con horror oí su bufido que levantó una nube de polvo desde la próxima intersección. Lleno de pánico, me dispuse a huir, cuando en lugar de la tan temida testuz, apareció un inofensivo escobillón muy ancho que era empujado rítmicamente por un ordenanza. Petrificado, vi cómo cruzaba y se perdía del otro lado.

Demoré una eternidad en volver a respirar, mi corazón corría y mi boca estaba seca. Mientras oía que el bufido se perdía en la distancia, me fui calmando, recordé la cuenta regresiva y recuperé el ánimo. Encontré fácil imitar el valor de Teseo y me asomé con un temor ridículo a ese cruce. No había nadie, solo el piso brillante por lo limpio y me dije, entonces, que quizás fui estatua demasiado tiempo. Pero enseguida lo olvidé pues a pocos pasos estaba, proverbial, un ascensor en el que sin dudas saldré de estas subterráneas mazmorras y podré dirigirme a ese camino a ninguna parte. Como si me persiguieran, corro hacia él: abro, entro y cierro con desesperación, me asusto del estruendo que yo mismo provoco.

Me enfrento al tablero que no tiene botones de subsuelos. No lo entiendo, pero como si fuera un salvavidas para un ahogado, golpeo el que indica planta baja. Mi mente estalla con el desconcierto de bajar en lugar de subir ¿Dónde estoy? ¿El laberinto no era subterráneo? Veo los números de los pisos que se van iluminando a medida que bajamos y coinciden con esa cuenta regresiva de mi inconsciente. Con un contundente rebote se detiene al final. Ya no sé qué hacer, miro sin ver la puerta durante horas, sólo oigo mi respiración autónoma: no tengo pasado, no tengo futuro. Es un limbo intemporal cómodo. No me da nada y no espera nada de mí.

Es lo que buscaba. El conteo se interrumpe. La puerta se abre, la luz me encandila, los sonidos me aturden, el corazón golpea e inspiro con fuerza por primera vez. Regreso, no sé por qué ni de dónde. Me duele, siento mi cuerpo colgar de cabeza y húmedo. Me golpean con fuerza y mi llanto de furia olvida todo. Deja mi mente nueva y en blanco.

Solo me consuelan unos tibios brazos y ese palpitar. Es lo único que llena mi cerebro, el rítmico latido de ese corazón que me acompaña desde el principio, desde: ningún lugar.

 

Carlos Caro

Paraná, 31 de marzo de 2014

Descargar XPS:  http://cort.as/9md5

 

 

 

 
Licencia de Creative Commons
Ningún lugar by Carlos Caro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://carloscarocomentarios.megustaescribir.com/.

Anuncios

2 comments

  1. A cada cual con su locura: tu ves dragones y hadas yo, relojes desarmados y ascensores. Todo tiene cabida en la imaginación ¿No es ese su atractivo? Bájate un momento de la escoba, tengo que llenarte de cariñosos besos por tu locura de ayer. Las estaciones se han trastocado y, en medio de mi cielo gris, espero que aparezca el Sol para forjar mis letras al golpear el yunque de mi cerebro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s