Un trueno lejano

un trueno lejano2Todo había sido preanunciado y, sin embargo, tantas fueron las desilusiones y frustraciones que habían signado mi vida que la duda me acosaba. Fueron meses de no querer prepararme, de evitar la esperanza, de apartar la mirada para no ver cada nuevo amanecer. Meses veloces, semanas cortas y días que se perdieron sin darme cuenta, enzarzado en el trabajo.

Esta semana ha sido, al fin, distinta. El destino parece cumplir su compromiso y como un huracán se me echa encima. El corazón late desbocado y mis nervios están a flor de piel. Mis ojos desvarían, creen ver hasta el ultravioleta y mis pasos no cesan: me agotan recorriendo los mismos caminos una y otra vez.

Ayer me dormí ansioso. Me volví y me revolví de un lado al otro de la cama. La presentía nebulosa y mis sueños se elevaban a su encuentro. Cansado de descansar, en cuanto amaneció, abrí las cortinas y, loco, la busqué en el cielo del norte pensando que volaba hacia mí.

Con desilusión, me sonreí para esconder mi anhelo bajo una máscara de normalidad. Dejé pasar horas que parecieron pocos minutos y el cielo se tornó celeste. Sin nubes, la sentí en ese trueno lejano. Tan lejano que, en mi realidad, todavía no existía. La distancia de ese choque de nubes y el retumbar que provoca en mi cuerpo me alerta y me impulsa a la danza del día.

Otra vez el tiempo se disloca y me reencuentro con sorpresa mirando por la ventana del frente. Amnésico hago inventario: al tocar mi cara afeitada supongo que lo hice al levantarme, me noto vestido pero solo recuerdo haberlo hecho ayer. No tengo apetito, es extraño, pero esas migas sobre el pantalón me lo explican y me traen el sabor de las tostadas desde un inasible pasado. Mi mano sobre el teclado me señala un tedioso texto en la pantalla y, con indignación, pienso quién se ha atrevido a usarla para tal mamarracho. Miro alrededor con bochorno, al reconocer uno de mis cuentos, tan aburrido, que hasta perdió mi atención.

Miro el reloj con angustia, mi sumisión no le basta pues sus manecillas no se han movido. Busco con desespero al sol y cuando lo encuentro tan alto, recupero feliz esas horas que me faltaban. Condeno a la pila del reloj por su abandono y la arrojo al cubo de la basura. La brisa agita los árboles y me torna frenético. Ya la siento, me hormiguea la piel y, como un sabueso, la olfateo en el aire. No me puedo estar quieto y mis pies, hartos de mi incertidumbre, me echan de todos lados.

Por fin, se levanta sobre el horizonte y oscurece el día. La tormenta viene. Más grande, llena de nuevas voces y truenos. Pienso ambivalente los destrozos y los renacimientos que traerá su paso. Ya está en mi puerta, la golpea y la agita con una energía sin límites. Decido enfrentarla, corro y abro sin aliento. Es tanta su potencia y tanto lo que representa que, reverente, me arrodillo a su altura y me entrego.

Todo el alboroto se detiene, el sol brilla, el viento no ruge ni la gente se esconde despavorida. Me reduzco a casi nada pues soy mi cuello que abrazan sus pequeños brazos y mis mejillas que reconocen sus besos de ángel. Me saluda como a su oso de peluche, el que olvidó ayer sobre su cama distante. Todo es tan simple y aun así, otra vez, cambia mi destino.

 

Carlos Caro

Paraná, 30 de abril de 2014

Descargar XPS:  http://cort.as/9mdP

 

 

 
Licencia de Creative Commons
Un trueno lejano by Carlos Caro is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://carloscarocomentarios.megustaescribir.com..

Anuncios

One comment

  1. Revisa los “ya”, abusas de esa construcción sin necesidad. También reduciría el número de aclaraciones entre comas, la sencillez y la brevedad de las frases harán que fluyan y ganen fuerza, como tu pequeña tormenta.
    Besos: Sol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s